Seguidores

Meriendas de Otoño


Se acortan los días, nos levantamos más temprano, y a veces tenemos la sensación de que las horas han pasado sin darnos cuenta, quizás así todo sea más fácil, pero nuestra rutina nos obliga a continuar sin descanso, y como siempre me rebelo ante ello, ¿No hay nada más insulso, que levantarnos cada día y repetir una detrás de otra las mismas cosas, los mismos gestos, la misma actividad?.
No quiero desanimaros, todo lo contrario, así que os propongo algo, vamos a hacer "especial nuestra rutina", se me ocurren muchas cosas, pero la más sencilla simplemente consiste en organizar una merienda para los amigos, y no me digáis, no puedo, el trabajo, la casa, los niños, seguro que tenemos un huequito o un día libre, y el tiempo que empleéis en ello os aseguro de que habrá merecido la pena.
Como idea, té, café y una tarta de queso y frambuesa...
¡Que aproveche!...